Navegacion

viernes, julio 06, 2007

GASES EFECTO INVERNADERO

… Una vision satelital

Por: Nelson Hernandez

Los principales gases de efecto invernadero (GEI) son en este orden el CO2 y el metano. La importancia de reducir sus emisiones radica en minimizar el cambio climático por la cual atraviesa el planeta tierra.

Mucho se ha hablado y escrito sobre el tema, lo cual ha originado posiciones encontradas sobre la realidad o no del impacto GEI en el clima. Sin embargo, los científicos no descansan para aclarar la situación.

En tal sentido, estos (los científicos) han producido las primeras películas que muestran la distribución mundial de los GEI más importantes. Se han basado para ello en tres años de observaciones realizadas por el espectrómetro SCIAMACHY, a bordo del satélite Envisat de la ESA (Agencia Espacial Europea).

El Espectrómetro SCIAMACHY, es el primer sensor espacial capaz de medir con gran sensibilidad los gases de efecto invernadero más importantes sobre la superficie terrestre, al observar el espectro de la luz solar a través de la atmósfera desde una posición 'nadir' (contrario al cenit). Los Dres. Michael Buchwitz y Oliver Schneising, del Instituto de Física Medioambiental (IUP) de la universidad alemana de Bremen, dirigido por el Prof. Dr. John P. Burrows, produjeron los mapas basándose en las obser
vaciones de SCIAMACHY entre 2003 y 2005.

La grafica muestra los resultados del estudio para el CO2. En la parte superior derecha se indica la fecha, y en la barra inferior la escala de concentración expresada en partes por millón por volumen (ppmv) y la cual permitirá visualizar la variación a través del periodo analizado.

La animación muestra como la tierra “respira”. Cada año, cantidades de CO2 son capturadas por la vegetación que crece en primavera y verano (color azulado en el mapamundi). Caso contrario en otoño e invierno las vegetación entra en un periodo de receso (poca o ninguna fotosíntesis).

Esta grafica corresponde al metano. La concentración esta expresada en partes por billón por volumen (ppbv). El comportamiento es similar al del CO2. Lo importante de todo esto es que las observaciones del satélite se ajustan o pueden ser reproducidas por lo modelos climáticos existentes. Sin embargo, los científicos continúan mejorando sus algoritmos para obtener mayor precisión.

Falta mucho por hacer como es el de analizar aspectos distintos al antropogénico, como por ejemplo la producción de CO2 debida a incendios forestales, la actividad volcánica y la respiración de organismos vivos, así como las zonas de absorción natural CO2, como los suelos y los océanos.

Al conocer mejor todos los parámetros referentes al ciclo del carbono, los científicos pueden predecir mejor el cambio climático y controlar mejor el cumplimiento de los tratados internacionales destinados a reducir las emisiones de GEI, como el Protocolo de Kyoto, que promueve la reducción de seis gases de invernadero, entre ellos el CO2 y el metano.

Lo importante es que en la medida que actuemos en función del ambiente, este nos retornara un pasaporte para la perpetuidad de la vida en la tierra.


0 comentarios: