Navegacion

martes, febrero 27, 2007

LA ALIANZA PERFECTA

… Fotosíntesis – Respiración

Pensar que todo lo que nos rodea es una creación al azar luce un poco difícil, aun cuando se debata “Si Dios juega a los Dados”, frase expresada por Albert Einstein . Existen infinidad de situaciones que para el ciudadano común no tienen una explicación “entendible”, para lo cual asume que ese comportamiento es debido a la perfección de la naturaleza.

Una de esas perfecciones es la asociación estratégica desarrollada por los seres vivos en la tierra. Estrategia donde el ganar-ganar está garantizado. Esa asociación se desarrolla entre las plantas y los animales. Ambos se necesitan, se complementan para poder nacer, desarrollarse y morir.

Las Plantas realizan el proceso de Fotosíntesis con la presencia del sol, cuya expresión química se puede observar en la gráfica. El CO2 tomado del aire, reacciona con el agua para producir glucosa mas oxigeno, que es liberado a la atmósfera. La glucosa junto con otros elementos minerales y químicos proporciona la materia o conjunto orgánico de las plantas (raíz, tallo, hojas, flores y frutos).

Los animales realizan el proceso de Respiración, mediante el cual intercambian oxigeno y CO2 con el ambiente. Toman el oxigeno de la atmósfera y junto con la glucosa (obtenida de procesar los alimentos para proporcionar la energía necesaria para las diferentes actividades), producen agua y CO2 que son liberados a la atmósfera; luego el CO2 es tomado por las plantas para seguir el ciclo Fotosíntesis – Respiración.

En un equilibrio perfecto podemos inferir que: mas animales mas plantas, garantizando así la no existencia en la atmósfera de un excedente de CO2 (gas de efecto invernadero).

¿Pero que ha pasado?

La respuesta es muy simple: La acción del hombre ante la naturaleza ha alterado el equilibrio, produciendo mucho mas CO2 del que puede ser absorbido, lo que ha ocasionado un aumento de éste en la atmósfera, con el consecuente cambio climático por el efecto invernadero.

Esta alteración antropogénica tiene dos pilares fundamentales:

El uso excesivo de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón). El hombre está sacando de una “alcancía”, una energía que la tierra había almacenado por años, pero es tal la velocidad de salida, que tiene colapsado (“embotellado”) el sistema natural de absorción de CO2.

La disminución de bosques. Como consecuencia del incremento de la población y la “modernización” de ésta, el hombre se ha visto en la necesidad de eliminar áreas boscosas para edificar ciudades y disponer de terrenos para la agricultura y ganadería. En otras palabras, ha ido disminuyendo el aliado natural, el árbol.

Como parámetro de referencia podemos indicar que, un bosque maduro absorbe cada año 6.6 toneladas de CO2 por hectárea. En otras palabras, una persona que emita 1000 kilogramos de CO2 al año, necesita alrededor de 1500 metros cuadrados de bosques para absorberlos.

Es de señalar que actualmente queda solo el 20 % de los bosques originarios o vírgenes (bosques donde la mano del hombre aun no ha intervenido).

No hacer nada ante esta situación, es labrarnos nuestra propia destrucción. Debemos participar en las acciones que conlleven a mitigar el “efecto invernadero”.

Sembremos un árbol cada año y minimicemos el uso de combustibles fósiles. Sus generaciones futuras se lo agradecerán.


Respiracion  Fotosintesis  CO2  Bosques  Ambiente  Alianza

Management Energy Gas Hydrocarbon Environment Ecology

lunes, febrero 19, 2007

AUTOMOVIL DE AIRE COMPRIMIDO
… Rompiendo paradigmas

A través de la historia el hombre ha enfrentado retos que le han permitido avanzar en los distintos quehaceres de la vida. El mayor reto que tiene la humanidad hoy en día, y por mucho
s mas, es el de parar o minimizar las acciones antropogénicas que contribuyen al cambio climático.
En la búsqueda de “nuevas formas de hacer las cosas”, el Sr. Guy Negre crea el motor a aire comprimido, el cual es considerado como el “salto quántico” o un cambio de paradigma para el sector transporte. Motivado a que generalmente se ha adaptado un motor a una carrocería, Negre también ha diseñado el auto para su motor, cuyo prototipo se observa en la foto.
El Automóvil de Aire Comprimido (AAC) está siendo fabricado por la empresa francesa Moteur Developpment Internacional (MDI), siendo su slogan “vehículos con tecnología ecológica”. Esta tecnología de aire comprimido no es reciente. La primera idea la tuvo Denis Papin en 1687. Investigaciones posteriores fueron realizadas, pero motivado a los grandes descubrimientos de petróleo a principio del siglo XX, este tipo de tecnología fue desechada para reaparecer como el Ave Fénix, a finales del mismo siglo para suplir una necesidad inminente y no postergable como son las tecnologías limpias o amigables al ambiente.
El video muestra una imagen tridimensional del motor. Sin entrar en profundidades, una manera sencilla de entender el funcionamiento es: La energía del aire comprimido (el aire a alta presión se encuentra en un recipiente en el vehiculo), al dejarlo fluir, genera un trabajo el cual es transmitido a los pistones (acción neumática) y de estos al cigüeñal para producir el movimiento. En todo este proceso no ha habido combustión alguna, de allí su importancia ambiental.
Por otra parte, el motor lleva incorporado (ver figura) un motor alternador, el cual efectúa el vínculo entre el motor y la caja de cambios. Su papel en el grupo de propulsión es múltiple:
  • Lleva el motor CAT's (Compressed Air Technology systems) para permitir el relleno de los tanques.
  • Es un alternador que produce corriente durante las frenadas.
  • Permite arrancar el vehículo y aporta potencia suplementaria cuando es necesario.
El AAC es un vehiculo de fibra de vidrio. Su sistema eléctrico (un solo cable) también es de avanzada, al utilizar una pequeña emisora de radio cuya señal se recoge y se trata por microcontroladores en cada dispositivo eléctrico del vehiculo: faros, intermitentes, etc. Con tal dispositivo, se eliminan los sistemas de alarma ya que basta con quitar la mini emisora.
Otras características del AAC son:
  • En su modelo mono-energía, tiene hoy un gasto de un (1) dólar por cada 100 kilómetros, 10 veces menos que un vehiculo a gasolina.
  • Su autonomía es alrededor del doble que el más avanzado automóvil eléctrico (de 200 a 300 Km. ó 8 horas de circulación), lo que le permite optar al mercado urbano, donde el 80 % de los conductores realizan menos de 60 Km. diarios.
  • Mientras no exista una red de estaciones de suministro de aire comprimido, el AAC lleva incorporado un pequeño compresor que permite conectarlo a la red eléctrica y cargar completamente el depósito en 3 ó 4 horas. La emisión de gases invernaderos (GEI) asociada, es la generada por la recarga de aire.
  • Debido a la ausencia de combustión y, consecuentemente, de residuos, el cambio de aceite (1 litro de tipo vegetal) se realiza cada 50000 kilómetros.
  • La temperatura del aire limpio expulsado por el tubo de escape, está entre 0 y 15 grados centígrados bajo cero, lo que permite reutilizarlo para el aire acondicionado interior, sin necesidad de gases efecto invernadero y ni pérdida de potencia.
En su conjunto, el Automóvil de Aire Comprimido es un vehiculo limpio, ecológico, pequeño, de calidad, e ideal para las zonas urbanas. Es el tipo de vehiculo que necesita la humanidad para afrontar la crisis ambiental.
¿Será el principio del fin del uso del petróleo en el transporte de bienes y servicios?


Vehiculo  Energía  Aire  Comprimido  Ambiente  Ecología

martes, febrero 13, 2007

INDICE DE SUSTENTABILIDAD AMBIENTAL (ISA)

… Una manera de medir el esfuerzo

En entregas anteriores hemos abordado el tema de Desarrollo Sustentable o Sostenible, en el cual mencionamos que cada día la humanidad buscará mecanismos para medir cuan cerca o distante se encuentra con respecto a las metas trazadas para lograr una mejor Calidad de Vida.

En este sentido, en la reunión de la OMC “Foro Económico Mundial de Davos (2001)” se publica por primera vez el ISA, Índice de Sustentabilidad Ambiental (ESI, sigla en inglés). Este índice fue desarrollado por la Universidad de Yale y la Universidad de Columbia. Un año después, en la reunión de Nueva York, se introduce un nuevo Índice o Ranking denominado IRMA, Índice de Resultados de Manejo Ambiental (EPI, sigla en ingles).

Ambos índices se centran en las condiciones y características de cada país. El ISA intenta medir las posibilidades a largo plazo en un amplio número de variables (76), el IRMA lo hace a corto plazo, al medir las tendencias en el manejo de los recursos. Lo importante es que para establecer el IRMA se utilizan las bases de datos del ISA.

El IRMA se basa en cuatro indicadores fundamentales: la calidad del aire, la del agua, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la protección de los ecosistemas.

Para el caso de ISA las variables se agrupan en 5 grandes bloques: Sistemas Ambientales, Reducción de la Tensión (Estrés) Ambiental, Reducción de la Vulnerabilidad Humana al Estrés Ambiental, Capacidad Social e Institucional para responder a los cambios Ambientales y Administración Global del Ambiente.

Lo que debemos tener claro es que ambos índices necesitan mayor análisis de las correlaciones entre las distintas variables ambientales, sociales y económicas. Sin embargo, mientras esto no se alcance, ellos proporcionan:

  • Una herramienta poderosa para la toma de decisiones y elaboración de políticas públicas en el ámbito ambiental
  • Una alternativa al PIB y al IDH para calibrar el desarrollo y progreso de los países
  • Un mecanismo útil para el benchmarking ambiental entre los países


La grafica (haga click para mayor tamaño) muestra el ISA y el IRMA para países de América, indicando que éstos están mejor posicionados con respecto al resto de los países, en la aplicación de políticas a mas lar
go plazo.

El rango de ubicación en los índices de sustentabilidad ambiental, para todos los países, se muestra en los mapamundis.

Por otra parte, el ISA no solo se circunscribe a medir aspectos básicos de la sustentabilidad (Economía-Ambiente-Social), sino que incorpora en una forma más amplia, el dinamismo en que la sociedad protege y gerencia el ambiente. Sin embargo, es necesario establecer la relación entre el ISA y otros indicadores que midan:

  • La “Sustentabilidad Económica”, relacionándola con la abundancia distribuida para eliminar la pobreza extrema, el desbalance de las cuentas de capital, etc.

  • La “Sustentabilidad Social”, la cual depende de la educación a través de la ciencia, cultura, valores y experiencia acumulada que es transmitida de una generación a otra.

Como vemos la tarea de “Medición del Desarrollo Sustentable” es compleja y falta mucho por hacer. Una alternativa ante este panorama, es seguir elaborando nuestros propios índices de sustentabilidad, nuestros propios controles ciudadanos, nuestra sustentabilidad local, todo desde nuestra propia perspectiva y según nuestras posibilidades.

El Desarrollo Sustentable es el reto que tenemos,…de no lograrlo habremos fracasado como la especie terrestre de mas alto nivel intelectual.


Gerencia  Energia  Gas  Petroleo  Ambiente  Ecologia

Management Energy Gas Hydrocarbon Environment Ecology

jueves, febrero 01, 2007

CONTROLE EL CAMBIO CLIMATICO

... mediante un juego virtual

Un juego de realidad virtual que enseña a controlar el cambio climático ha sido desarrollado por ingenieros italianos en el marco de un proyecto europeo. El juego se llama V GAS y, diseñado con los más modernos conceptos de la ingeniería del software, consiste en una casa tridimensional a la que se le aplica el perfil de la casa del jugador. El jugador debe conseguir que se produzca en su casa la menor cantidad de emisiones posible de gases de efecto invernadero, sin renunciar a las comodidades y funcionalidades de un hogar corriente. Las acciones del jugador se reflejan en los niveles de metano, dióxido de carbono y óxido de nitrógeno que se muestran en la pantalla, que además analiza los patrones de consumo (financiero, social, personal).

Un nuevo juego de realidad virtual, desarrollado bajo los auspicios del proyecto VIRTUALIS, financiado por la UE, permite comprender mejor la influencia de las actividades humanas individuales en el cambio climático, según informa Cordis, el servicio de información sobre investigación y desarrollo de la Comunidad Europea. Las actividades humanas aumentan las emisiones de los gases que propician el efecto invernadero en nuestro planeta, ¿pero de qué forma? ¿y cómo podemos evitarlo a nivel individual? El dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nítroso (N2O), entre otros, son algunos de estos gases que contaminan la atmósfera, y cuyas emisiones se suelen atribuir exclusivamente a las industrias. Sin embargo, nuestros estilos de vida propician claramente que las industrias generen cierto tipo de productos, por lo que a nivel individual tenemos parte de responsabilidad.
Fuente: Tendencias 21

El juego lo puede bajar a su computador haciendo click en
VGAS


Gerencia  Energia  Gas  Petroleo  Ambiente  Ecologia

Management Energy Gas Hydrocarbon Environment Ecology