Navegacion

viernes, noviembre 17, 2006

EL IMPUESTO AL DESPLAZAMIENTO

… por la gasolina


Todos los hidrocarburos para poder ser consumidos de una manera óptima, deben ser sometidos a procesos físicos y químicos para “romper” sus moléculas y transformarlos en productos comercializables. La gasolina, que es una mezcla de hidrocarburos, es el producto que tiene el más alto consumo a nivel mundial, representando el 45 % de la demanda global de petróleo.

El rendimiento promedio de un barril de petróleo es de: 47 % de gasolinas (74.7 litros), 24 % diesel (38.2 litros), 9 % de jet fuel (14.4 litros) y 20 % (31.8 litros) en fuel oil, GLP, asfaltos, aceites pesados, alquitrán, etc.

En lo concerniente al consumo a nivel mundial de petróleo, para el 2005 totalizó 83.84 millones de barriles diarios (MMBD), de los cuales 39.4 MMBD fueron transformados en gasolinas y 20.1 MMBD en diesel para satisfacer un parque automotor estimado en 554 millones de vehículos (OICA). Es de destacar que los Estados Unidos poseen 127 millones de automotores que consumen 16,825 litros de gasolina por segundo (4,451 Galones por segundo).

Ahora bien, por ser el mundo actual “un mundo sobre ruedas” y por ser esas ruedas privadas o públicas, es muy difícil que al menos el 50 % de la población mundial actual, no utilice un medio de transporte “autopropulsado” para desplazarse. De allí el impacto que tiene en la población el precio de la gasolina.

Todo consumidor – directo o indirecto – de gasolina, cancela un precio por el volumen comprado y muy pocos conocen el mecanismo de fijación de dicho precio. Éste se divide en dos grandes bloques: 1. Costos del Producto; 2. Impuestos.

Costos del Producto

Conformados por las erogaciones en que se incurren desde la producción del petróleo hasta el consumidor final, las cuales comprenden las actividades de explotación de petróleo, refinación, distribución y mercadeo.

El precio del petróleo es fijado por los productores, liderados por los países OPEP. Existen una serie de razones para justificar un cambio en el precio del petróleo. Entre éstas están: la oferta y la demanda; limitaciones de oferta o exceso de suministro; catástrofes, mal tiempo, problemas de transporte, problemas laborales, guerras y desastres naturales.

El insumo de las refinerías es el petróleo. Éstas prestan el servicio de adecuar este insumo en productos más comerciales. Los costos de refinación están en función del tipo de crudo a refinar (liviano, mediano, pesados)… mientras mas pesados, mayores costos.

Desde las refinerías la gasolina es enviada a través de tuberías o barcos a los terminales de almacenamiento cercanos a las áreas de consumo. Posteriormente, mediante camiones, es llevada a las estaciones de combustibles ubicadas a lo largo y ancho de la infraestructura vial de cada país. Algunas de estas estaciones son propiedad de las empresas de refinación y otras son negocios independientes que compran gasolina para revender al público.

El costo de distribución y mercadeo refleja la compra del producto y los costos de operación de la estación. Así mismo, refleja las condiciones del mercado local, la lejanía de la fuente de suministro y la estrategia de mercado del propietario.

Impuestos

Los gobiernos utilizan los impuestos para recaudar ingresos, los cuales son retornados a los contribuyentes a través de políticas públicas dirigidas, entre otras, al sector salud, educación, infraestructura y seguridad ciudadana. Dentro de éstos están, el impuesto al consumo y el del valor agregado (IVA), que son impuestos directos, ya que al usted hacer una transacción paga el impuesto. Además son de fácil recaudación.

La gasolina, al igual que otros transables, es objeto del impuesto al consumo. Este varía de país en país y de región en región. Su determinación está en función de las necesidades de ingreso y tiene una participación importante en la elaboración de los presupuestos anuales.

Por otra parte, su cálculo puede ser simple como el de un porcentaje del costo total del producto o complejo como su relación con el Producto Interno Bruto y su impacto en las variables macroeconómicas.

Generalmente los países fijan un “valor de impuesto” independientemente de la fluctuación del precio del petróleo. Por esta razón, en años anteriores donde el precio era bajo y estable, la participación estatal llegó a alcanzar hasta un 80% del precio final de la gasolina. Actualmente la mayor participación fiscal la tiene Inglaterra con un 67 %. Es de acotar que a mayor impuesto no implica gasolina mas cara, tal es el caso de Holanda donde la gasolina es la mas cara de toda Europa, mas no así su impuesto al consumo.

La gráfica muestra la composición promedio del precio para el año 2005 en los Estados Unidos,
el mayor consumidor de gasolina en el mundo.

0.54 $/Galón (22 % del total) correspondió a impuesto, lo que arrojo un ingreso estimado en
76 millardos de dólares.
En lo atinente a latino América, las políticas de precio de los hidrocarburos se pueden acceder
a través de los “links” indicados: Centro América y Sur América.

Por otra parte, no hay que olvidar el impacto que tiene el consumo de gasolina en la produccion
de
gases invernaderos causantes del cambio climático. Por cada litro de gasolina consumido se
arrojan a la atmósfera 2.6 Kilogramos de CO2.
 


 
Gerencia  Energia  Gas  Petroleo  Ambiente  Ecologia
 
 
 

0 comentarios: