Navegacion

martes, octubre 22, 2013

ENERGISTA (ENERGIST)

Cuando se realizan analisis de una forma integral o con sentido holistico se obtienen mejores resultados para establecer objetivos, estrategias y metas direccionales sobre el tema o materia bajo estudio.
La energia es una materia que se presta para este tipo de analisis por ser esta diversa en cuanto a su naturaleza y  usos por todos los seres humanos. De alli que existan los ENERGISTAS (ENERGIST en ingles), y que se pueden definir como aquellas:
 Personas dedicada al análisis de las diferentes fuentes de energía desde el punto de vista económico, tecnológico y ambiental, y su interrelación con el desarrollo humano.

miércoles, octubre 16, 2013

Asia se convierte en el gran protagonista del sector energético mundial

China ya se convirtió en septiembre en el primer importador mundial de petróleo, por delante de Estados Unidos, según la Agencia de energía estadounidense (EIA).

imageRotate
La industrialización de las naciones asiáticas entra en fase histórica
 
Asia se ha convertido en el gran protagonista del sector energético mundial -ya sea en materia de petróleo, gas o energía nuclear- gracias al ritmo de evolución "casi inconcebible" de sus economías emergentes, señalaron responsables del sector, reunido esta semana en Corea del Sur.

"Las economías emergentes de Asia han ingresado en una fase histórica de industrialización y urbanización, y el ritmo de evolución es casi inconcebible", comparado con la revolución industrial europea, aseguró este martes Peter Voser, presidente del grupo petrolero Shell, en el Congreso mundial de energía en Daegu, sudeste de Corea del Sur.

Según las previsiones del gigante petrolero anglo-holandés, la demanda de energía en Asia podría duplicarse en 50 años.

"Eso no sólo transforma el sistema energético asiático sino el de todo el mundo" afirmó Voser. "China e India, por sí solas, alimentarán la mayoría del crecimiento de la demanda mundial de energía en los próximos 20 años", explicó.

AFP reportó que China ya se convirtió en septiembre en el primer importador mundial de petróleo, por delante de Estados Unidos, según la Agencia de energía estadounidense (EIA). Y el gabinete Wood Mackenzie calculó recientemente que la factura petrolera china podría elevarse hasta a 500.000 millones de dólares por año en 2020, lo que modificará sensiblemente los intercambios comerciales planetarios.

Lo mismo ocurre en el sector del gas natural, donde la demanda de las naciones asiáticas impulsa a los productores a desarrollar su oferta de gas natural licuado (GNL), transportable por barco y por tanto accesible a los mercados que carecen de gasoductos.

"En el sector del gas hemos trasladado nuestro centro de gravedad de la cuenca del Atlántico hacia Asia-Pacífico, al cerrar acuerdos con los grandes actores asiáticos", explicó a la AFP Gérard Mestrallet, presidente del francés GDF Suez.

Este grupo ha instalado infraestructuras en la región, especialmente en India y China, y participa en un terminal de exportación de GNL en construcción en Estados Unidos, que permitirá suministrar a los mercados asiáticos pasando por Panamá.

La demanda asiática de carbón también es espectacular. China ya absorbe más de la mitad del carbón producido en todo el mundo y --siempre según Wood Mackenzie-- este venerable combustible podría volver a convertirse en 2018 en la energía más consumida en el mundo, por delante del petróleo. La "culpa" de ello la tiene China, responsable de las dos terceras partes del alza de la demanda carbonífera entre 2010 y 2020.

Tampoco la energía nuclear queda al margen de esta revolución. Pese a las incertidumbres generadas por la catástrofe de Fukushima en Japón, el continente asiático es el verdadero motor de los proyectos mundiales de nuevas centrales atómicas. China y Japón ocupan los primeros lugares, con 30 y siete reactores respectivamente en construcción, según la asociación mundial del sector nuclear.

En fin, en su búsqueda insaciable de energía, Asia apuesta también cada vez más por las renovables, eólica y solar, aunque su aún elevado coste les otorga un lugar todavía limitado.

Un estudio del Banco Asiático de Desarrollo publicado en  Daegu demuestra que su lugar en la cuota de producción de energía del continente pasaría de 1,9% en 2010 a 7,1% en 2035.

Ello no ha impedido a los industriales chinos imponerse en los últimos años en el mercado de los paneles solares, para gran descontento de los pioneros europeos en este sector.

Y lo mismo podría repetirse en el sector eólico, en el que dos grupos chinos están ahora sólidamente instalados en el podio de los grandes fabricantes mundiales de eólicas, por detrás del danés Vestas, según la sociedad especializada  Cleantech Investor.

lunes, octubre 14, 2013

Que hacer con el coque de la Faja Petrolifera del Orinoco

miércoles, octubre 09, 2013

Que es un petróleo no convencional?



Nelson Hernandez

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), en una de las acepciones de la palabra convencional establece que es una costumbre, y que se se atienen a las normas mayoritariamente observadas. También se define convencional a aquello que es muy común o no tiene nada de espontáneo u original.

Así tenemos que Petróleo no convencional es el petróleo producido o extraído por medio de técnicas diferentes al método convencional (pozo de petróleo). O aquel petróleo que necesita ser sometido a un proceso físico o químico antes de llevarlo a un proceso de refinación. 

De acuerdo a la Agencia Internacional de la Energía, las fuentes de petróleo no convencional son:
·         Petróleo extra pesado
·         Petróleo de arenas bituminosas
·         Petróleo proveniente de yacimientos lutiticos (shale oil y shale gas)
·         Crudos sintéticos producidos a partir del carbón
·         Crudos sintéticos producidos a partir de la biomasa
·         Crudos sintéticos producidos a partir del gas natural

Petróleos extra pesados: Son petróleos altamente viscosos, con una gravedad API entre 8 y 10. Presentan una consistencia que va desde una melcocha hasta sólidos a temperatura ambiente. Poseen una densidad que se aproxima o incluso mayor a la del agua. Con estas características, este tipo de petróleos no pueden ser producidos, transportados, y refinados por los métodos convencionales. Adicionalmente, y por lo general, estos petróleos contienen alta concentración de azufre y metales (níquel y vanadio los de mayor presencia). Estas propiedades también presentan serios desafíos ambientales. La Faja Petrolífera del Orinoco de Venezuela (FPO) es el ejemplo más conocido de este tipo de petróleo y el cual necesita un proceso de mejoramiento (llevarlo de 8 a 16 grados API) antes de ser enviados a refinación.

Arenas Bituminosas: Son arenas impregnadas de petróleo. Su explotación se hace con técnicas de minería a cielo abierto, que luego son sometidas a calor para desalojar el aceite, el cual es enviado posteriormente a refinación. El yacimiento más importante a nivel mundial son las Arenas de Athabasca en Canadá.

Petróleo Lutitico: Es el petróleo contenido en rocas sedimentarias de grano fino que contiene cantidades significativas de querógeno (una mezcla sólida de compuestos químicos orgánicos) que pueden ser explotados mediante procesos químicos o físicos y convertirlos en petróleo convencional. 

Petróleos Sintéticos: Se refieren al petróleo obtenido por el rompimiento de una molécula con alto contenido de carbono (el carbón) o por el aglutinamiento de átomos de carbono (el metano) para formar un compuesto más complejo o por la descomposición de materia orgánica (biomasa) para producir alcoholes o por la hidrogenizacion de aceites vegetales. Todos estos petróleos sintéticos se obtienen mediante procesos químicos para producir combustibles de alta calidad y con cero contaminación de azufre. Destacan el biodiesel, el bioetanol y los denominados líquidos del carbón o del gas. Estos últimos se conocen como Carbona a líquidos  o Gas a líquidos, respectivamente.

Preocupaciones ambientales: El impacto ambiental que tienen los petróleos no convencionales no difiere mucho del impacto de los convencionales. Al igual que con todas las formas de explotación minera, hay efluentes y residuos peligrosos generados a partir de la variedad de los procesos de extracción y producción de petróleo.
Sin embargo, la explotación de los no convencionales proporcionan  preocupaciones adicionales, tales como la necesidad de calentar el petróleo a nivel de yacimiento para que pueda fluir al exterior, lo cual genera más CO2, y un mayor uso de agua. Adicional, de no realizarse la protección adecuada, existe la posibilidad de contaminación de acuíferos.
En lo atinente a los biocombustibles, la huella ecológica no luce equilibrada o cero. Es decir, aunque su combustión genera menos CO2, su obtención desde la siembra de la biomasa hasta la obtención del combustible no compensa la menor emisión de CO2. 

Lo que si debe estar claro es que la explotación del petróleo no convencional cada día será mayor, debido al agotamiento del convencional.