Navegacion

sábado, marzo 06, 2010

La Población Rural y La Energía

Por Alejandro Suárez

La energía es la capacidad de un sistema físico para efectuar un trabajo; además, resulta esencial para el desarrollo económico y social para mejorar la calidad de vida de las personas. Sin embargo, uno de los principales problemas que presenta el mundo actualmente se refiere a las políticas de desarrollo energético para las poblaciones rurales; al respecto se puede observar la información suministrada por las estadísticas del Banco Mundial, en el año 2.004 donde se indica que:
  • Alrededor de 1.600 millones de personas no tienen acceso a la electricidad.
  • Alrededor de 1.100 millones de personas no cuentan con agua potable.

Por otra parte, en muchas ocasiones las necesidades energéticas de los grupos familiares en las poblaciones rurales no exceden en el rango de 30 KWh a 50 KWh por mes, por supuesto dependiendo de la cantidad de personas que conforman dichos grupos familiares.

La mayoría de estas condiciones planteadas anteriormente se manifiestan en países pertenecientes al hemisferio sur, donde Venezuela por supuesto no es la excepción. Las mayores necesidades, a nivel de energía, que estas poblaciones manifiestan son:

  • Electrificación
  • Cocción de los alimentos

Aunque las necesidades de estas poblaciones son pequeñas existe un conjunto de barreras que no permiten el acceso energético en la calidad y cantidad requeridas. Entre estas están las: sociales, tecnológicas, económicas, financieras, institucionales y políticas, como por ejemplo:

  • Incapacidad de los hogares de bajos ingresos para cubrir el costo de la energía.
  • La factura energética se incrementa por el aumento de compra de electrodomésticos.
  • Bajos impacto de las zonas rurales en la densidad de la demanda de energía.
  • La ampliación de las redes eléctricas a estas áreas generalmente no es viable sin importantes subsidios.
  • Donde no exista una red, alternativas como los mini-redes o grupos electrógenos, son costosos.
  • La falta de educación y de formación en las tecnologías de energía.
  • Flexible, pequeña escala de financiamiento y / o de crédito no están disponibles.
  • La falta de uniformidad en las zonas rurales impide soluciones fáciles.

En Venezuela, la población rural está representada por un pequeño porcentaje de personas que no han formado parte de las grandes migraciones hacia las ciudades. En la tabla que se presenta a continuación, se puede observar la comparación de los diferentes porcentajes de población rural.

Continuando con las ideas expuestas hasta ahora, hay que notar la existencia de nuevos factores que están cambiando el concepto de lo que, hasta ahora, se ha venido entendiendo como “rural”. En este caso, se deben tomar en cuenta las nuevas regulaciones ambientales y el comercio internacional.

Si se toma en cuenta el caso Venezuela, es posible detectar problemas puntuales que afectan a su población rural en lo que se refiere al aspecto económico, al social y al ecológico. A continuación, se señalan los siguientes:

  • Condiciones precarias de servicios educativos, médico-asistenciales, comunicacionales y de abastecimiento.
  • Predominio de viviendas unifamiliares de materiales vulnerables como adobe, bahareque, paja y ranchos de material reutilizado. En este aspecto, se añade el hecho de que muchas de estas viviendas tienen suelo de tierra y carecen de agua potable y de electricidad.
  • Actividad económica subordinada a la demanda de los grandes centros de consumo.
  • Efectos de contaminación ambiental por el uso excesivo de pesticidas, herbicidas y fertilizantes que afectan las aguas, el suelo y la fauna silvestre.
  • Deforestación por tala y quema como métodos para preparar los terrenos agrícolas. Esto trae como consecuencia la aceleración de procesos de erosión de los suelos y de producción de sedimentos y la disminución de los rendimientos hídricos de las cuencas hidrográficas.
  • Problemas de salud, que refiere a las enfermedades gastrointestinales, virales y parasitarias; todas estas dificultades están relacionadas con la manipulación y el consumo de aguas contaminadas, no tratadas.

Las situaciones presentadas en al apartado anterior, propias de las zonas rurales, son la causa de que 70% de la población rural viva en condiciones de pobreza. Este hecho genera incertidumbre de vida en las personas y propicia el abandono de las actividades agrícolas; por tal motivo, surge la obligada migración de la población rural a otras zonas, en búsqueda de mejores oportunidades.

0 comentarios: