Navegacion

martes, mayo 19, 2009

LATINOAMERICA: PRONOSTICO CONSUMO DE ENERGIA

Por: Nelson Hernandez

El estimado mas reciente, en forma detallada, del consumo de energía en Latinoamérica para los próximos 10 años es el presentado por OLADE en el 2006, y es la base de este análisis, por lo cual no considera las últimas variaciones que ha sufrido la materia energética a nivel mundial en los últimos dos años.

Latinoamérica (incluye México y el Caribe), independiente de los últimos acontecimientos ocurridos en el área energética, es la región que presenta el mayor crecimiento en el consumo de energía con 4.36 % interanual, al pasar de 16.7 millones de barriles diarios de petróleo equivalente (MMBDPE) en el 2008 a 25.6 MMBDPE en el 2018. El crecimiento del ultimo estimado a nivel mundial se sitúa en 1.0 % interanual (Ver AQUÍ).

Dentro de las energías de origen fósiles, el gas es el de mayor crecimiento con 6.53 % interanual al incrementar el consumo de 4.3 MMBDPE en el 2008 a 8.2 MMBDPE en el 2018. Las energías fósiles presentan un crecimiento de 6.0 MMBDPE, al pasar de 12.6 en el 2008 a 18.6 MMBDPE en el 2018, equivalente a un crecimiento de 3.9 % interanual.

Las energías renovables presentan un crecimiento interanual de 5.7 %, al pasar de 4.0 MMBDPE en el 2008 a 7.0 MMBDPE en el 2018. Dentro de estas, los Biocombustibles (representados principalmente por el etanol brasileño) crece 32.2 % interanual para situarse en 1.0 MMBDPE en el 2018.

Sin embargo, el uso de las energías renovables es limitado si se considera el potencial que posee la región con respecto al resto del mundo. Grandes hoyas hidrográficas, con dos de los más grandes ríos del mundo – El Orinoco y el Amazonas - ; gran intensidad solar durante todo el año; presencia de viento constante y de buena velocidad; potencial considerable de energía geotérmica en la placa del Pacifico; grandes extensiones de tierra poco habitada.

Las razones de dicha limitación se deben a obstáculos que dificultan la expansión de las energías alternativas, entre los cuales se encuentran:

• Bajo nivel de concienciación pública
• Distorsiones del mercado causados por gobiernos que subvencionan energías convencionales
• Marcos político-normativos ineficientes
• Conocimientos técnicos inadecuados
• Desinformación en general

De no superarse estos factores en los próximos 5 años, Latinoamérica quedara, aun mas, rezagada en el cambio de patrón energético que esta iniciando el mundo, y que tiene como premisa descarbonizar la matriz energética para contrarrestar el efecto invernadero y su efecto de cambio climático, reto prioritario y perentorio para los próximos 25 años.

0 comentarios: