Navegacion

martes, enero 29, 2008

La Primera ley de la PETROPOLITICA

LA PRIMERA LEY DE LA PETROPOLITICA

Por: Nelson Hernandez

Thomas Friedman (New York Time). Ensayista. Autor del libro “Porque el Mundo es Plano”
La primera ley de la petropolítica postula lo siguiente: el precio del crudo y el ritmo de la libertad siempre se mueven en direcciones opuestas en Estados petroleros ricos en crudo.
 
Cuanto más alto sea su precio medio global, más se erosionan la libertad de expresión, la de prensa, las elecciones libres y justas, la independencia del poder judicial y de los partidos políticos y el imperio de la ley. Y estas tendencias negativas se refuerzan por el hecho de que cuanto más sube el precio, menos sensibles son los gobernantes con petróleo a lo que el mundo piensa o dice de ellos. 

Y, al contrario, cuanto más bajo sea el precio del crudo, más obligados se ven esos países a avanzar hacia un sistema político y una sociedad más transparentes, más sensibles a las voces de la oposición y más centrados en crear las estructuras legales y educativas que maximizarán la capacidad de su pueblo de competir, crear nuevas empresas y atraer inversiones del extranjero. Cuanto más cae el precio del oro negro, más sensibles son los líderes productores de petróleo a lo que las fuerzas externas piensan de ellos.

Friedman define a los países petroleros como aquellos que dependen de la producción de crudo para el grueso de sus exportaciones o de su producto interior bruto (PIB) y que, al mismo tiempo, poseen instituciones estatales débiles o gobiernos autoritarios. A la cabeza de esa lista estarían Azerbaiyán, Angola, Chad, Egipto, Guinea Ecuatorial, Irán, Kazajstán, Nigeria, Rusia, Arabia Saudita, Sudán, Uzbekistán y Venezuela. 

Los que tienen mucha cantidad de este hidrocarburo pero que eran Estados bien asentados con instituciones democráticas sólidas y economías diversificadas antes de descubrir su oro negro –Reino Unido, Noruega y EE UU, por ejemplo – no estarían sujetos a esta ley.

Desde hace tiempo, los economistas han resaltado las negativas consecuencias tanto económicas como políticas que la abundancia de recursos naturales puede tener para un país. Este fenómeno ha sido bautizado como la enfermedad holandesa o la maldición de los recursos. El primer nombre se refiere al proceso de des-industrialización que puede resultar de la obtención de unos repentinos ingresos procedentes de la explotación de recursos naturales. 

El término se acuñó en los Países Bajos en los 60, después de que allí se descubrieran unos enormes depósitos de gas natural. Lo que ocurre en los países que la padecen es que aumenta el valor de sus monedas, gracias al repentino flujo de capital procedente del petróleo, el oro, el gas, los diamantes o algún otro recurso natural.

domingo, enero 20, 2008

LA OPINION DE NUESTROS VISITANTES

Por: Nelson Hernandez

A continuación el resultado de la opinión de las personas que nos honran con su visita. Las tres encuestas están relacionadas o se complementan.

1. ¿Quien debe hacer mas por el cambio climático?

El resultado fue que el 57 % opino que son los ciudadanos los que más deben hacer por el cambio climático. A mi entender esto nos indica que nuestros visitantes tienen alta conciencia ambientalista.

Como corolario podemos enunciar que cada persona debe realizar las acciones que estén a su alcance para mitigar la problemática del cambio climático.


2. ¿Usted cree que el cambio climático es un fraude?

El 88 % respondió que la problemática del cambio climático y sus consecuencias “no es un fraude”. Esta opinión, esta en línea con el resultado anterior.

No puede ser un fraude, si existen hechos que han ocurrido a nivel mundial en la afectación del clima como son: sequias, inundaciones, deshielo, tormentas, huracanes, etc., no ocurridas con anterioridad en el planeta.




3. ¿En los próximos 30 años, cree usted que los hidrocarburos serán sustituidos por otras energías?

El 76 % opino que los hidrocarburos serán sustituidos por fuentes de energías más amigables al ambiente.

Es de recordar que un factor causante del cambio climático es el incremento, en los últimos 50 años, de los gases de efecto invernadero (CO2) como consecuencia del intensivo uso de los hidrocarburos como combustible.


viernes, enero 18, 2008

CONTROL EN LA PRODUCCION DE METANO

… Reduce la emisión de Gases Invernaderos

Por: Nelson Hernandez

El Metano (CH4) al igual que el CO2 es uno de los gases de efecto invernadero que producen alteración del clima en el planeta Tierra.

Cuando se produce petróleo, asociado a este, se produce gas natural, el cual (el gas) esta conformado principalmente por gas metano. Cuando esta producción de gas no tiene utilización, principalmente por razones económicas, es arrojado a la atmósfera en forma directa o es quemado (gas flare) en los campos de producción.

Los volúmenes arrojados se desconocen con exactitud debido a que son celosamente “guardados” por razones obvias por las empresas petroleras, ya bien sean publicas o privadas. Se estima que a nivel mundial actualmente se arrojan a la atmósfera 9700 millones de pies cúbicos de gas por día (MMPCD), equivalente al 3 % de la producción mundial de 2006 o al 80 % de la producción de gas de la Unión Europea para el mismo año.

Dicho volumen de gas equivale a una emisión de CO2 de 50 millones de toneladas métricas anuales que comparado con la emisión mundial para el 2005 de 28192 resulta insignificante. Sin embargo, al compararla con la emisión en el mismo año para Venezuela y Estados Unidos es el 33 % y 1 %, respectivamente. Lo paradójico de todo esto es que fue un gas que no tuvo un uso como combustible en un mundo ávido de energía.

Pero como todo esfuerzo dirigido a minimizar el cambio climático es bienvenido, se ha creado Global Gas Flaring Reduction Public-Private Partnership (GGFR), organización para ayudar a los gobiernos y empresas petroleras a reducir el desperdicio del gas producido asociado al petróleo.

GGFR, ha establecido unos objetivos bases los cuales pueden ser acogidos, sin compromisos con terceros, por los gobiernos y empresas interesadas en reducir la emisión de metano y CO2 a la atmósfera. Estos son:

  • Proveer a la industria petrolera de un marco común aplicable que permita establecer objetivos y estrategias para reducir el gas arrojado a la atmósfera.
  • Proveer a los gobiernos una dirección común para asistirlos en alcanzar con éxito los objetivos que el país persigue en la reducción del gas arrojado a la atmósfera, en el desarrollo de nuevos mercados para ese gas, en la protección del medio ambiente, y en los avances hacia el desarrollo sostenible.
  • Promocionar la cooperación entre la industria petrolera y los gobiernos definiendo objetivos y metas mutuamente comunes referentes a la reducción del gas arrojado a la atmósfera.
  • En una escala global y local, reducir con eficacia las consecuencias para el ambiente del gas arrojado, particularmente de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y promocionar una mejor utilización de un recurso de alto valor energético y ambiental.

Nigeria, país que arroja 900 MMPCD de gas a la atmósfera ha relanzado un nuevo enfoque para reducir este desperdicio. El Banco Mundial estima que por esta razón, Nigeria deja de obtener ingresos anuales del orden de los 2500 millones de US$. Algo paradójico, ya que es un país donde el 66 % (90 millones de personas) de su población tiene como ingreso un (1) US$ diario.

Lo importante de todo es que se esta creando conciencia sobre la problemática del gas arrojado a la atmósfera en los campos de producción de petróleo, y cuya razón primordial es la falta de interés, de gobiernos y empresas petroleras, por buscar un uso apropiado a estos volúmenes.


sábado, enero 05, 2008

Y LLEGO A LOS 100

… valor “peligroso” para todos

Por: Nelson Hernández

Ayer, 03-01-08, el precio del petróleo alcanzo los 100 US$ por barril, valor que muchos habían pronosticado en los últimos 4 meses y que muchos pensaban que era un absurdo.

Hace unos 25 años, se hablaba de precios de 40 $ - que parecía imposible -, y se mencionaba que era el precio de inflexión para que otras energías entraran a competir con los hidrocarburos. Quizás la velocidad con que se alcanzo ese valor, no permitió que las mismas ocuparan, hoy en día, una participación importante dentro de la matriz energética mundial.

A mi entender los altos precios de los hidrocarburos, o de la energía en general obedece a tres factores principales, y no excluyentes:

1.- La geopolítica. Los diferentes problemas socio - políticos en la cual se encuentran inmersos los países – especialmente los de en vía de desarrollo y poseedores de reservas importantes de petróleo - crean gran incertidumbre, y el fantasma del primer embargo (1973) petrolero reaparece. El último acontecimiento fue en Pakistan con la muerte de la Sra. Butho.

2.- El ambiente. El uso intensivo de los hidrocarburos como fuente energética principal de la humanidad ha modificado el clima producto de la excesiva emisión de CO2, creando el denominado efecto invernadero. El principal reto que tiene la humanidad en los próximos 25 años en mitigar el cambio climático. De no ser así, la perpetuidad de la vida en la tierra no se puede garantizar. Para ver la relación de este factor con el precio, solo recordemos que a precios bajos de los hidrocarburos no es posible su sustitución por otras energías mas amigables al ambiente.

3.- La disponibilidad. Partiendo de la tesis del “Pico de Producción de Petróleo” desarrollado por Hubbert en los años 50 del siglo XX, la humanidad se encuentra en el pico de producción de petróleo convencional – el cual se estima ocurra en el año 2011 - . Bajo esta tesis no importa cuanto cuesta o podría costar el barril de petróleo (200, 300… 500 US$)…simplemente no hay suficiente para satisfacer a todos los demandantes. Estudios realizados en el 2007 establecen que para el año 2030 existirá un déficit de 13 millones de barriles diarios para cumplir con la demanda mundial.

Todo lo anterior converge a una sola reflexión: La humanidad tendrá que cambiar su actual esquema energético, de tal manera de mantener en equilibrio el acoso de la letra E: Economía-Social, Ecología y la Energía.