Navegacion

jueves, julio 17, 2008

EL FUTURO DE LA OPEP

…Una decisión estratégica

Por: Nelson Hernandez

Desde que la OPEP se creo ha tenido dentro de sus objetivos el desarrollo de los llamados “países pobres”, “países en vía de desarrollo” o “países con economías emergentes”. Su primer logro fue la creación del dialogo “Norte-Sur”, que luego se convirtió en el Grupo de los No Alineados, y que hoy en día parece no tener vigencia.

Lo paradójico de esto es que los países más afectados por un aumento del precio del petróleo son esos países en vía de desarrollo, que de una forma u otra tanto defiende la OPEP.

En los últimos 12 meses el precio del petróleo ha estado en constante aumento llegando a niveles de 145 $US por barril. Mucho se ha dicho sobre las razones que han originado esta alza.

Pero la demanda de petróleo sigue y hay que satisfacerla. Para el año 1973 la OPEP participaba con el 58 % (mayor valor alcanzado) del suministro mundial. Sin embargo, en el año 2007 ese porcentaje es de 43 %, lo que evidencia la disminución de la capacidad de esta organización.

Basándonos en estos datos iniciales, podemos ir viendo que el futuro de la OPEP no se proyecta en el futuro en forma muy cierta, la tendencia es a la baja y a ir desapareciendo lentamente como tal entidad.

Por otro lado, motivado a los altos precios del petróleo – harakiri de la OPEP - el mundo busca diferentes opciones energéticas para mitigar el impacto. Un mayor uso racional y eficiente de la energía y la incorporación de otras fuentes (biocombustibles, eólicas, solar, etc.) son algunas de las acciones. Igualmente, la preocupación por el ambiente (cambio climático) cuestiona fuertemente el uso de los combustibles fósiles (carbón, gas natural y petróleo).

Todo lo anterior presenta el marco para un “Nuevo Orden Energético Mundial (NOEM)” donde el petróleo dejara de ser el actor principal en la matriz energética global. Si ese es el escenario, el rol que le toca jugar a la OPEP es el de “puente” para la transición hacia es nuevo orden.

NOEM, contempla el uso eficiente y racional de las energías con énfasis en las renovables con precios asequibles para eliminar la pobreza energética y por ende alcanzar la principal meta del milenio como es el Desarrollo Sustentable.


0 comentarios: