Navegacion

sábado, julio 14, 2007

LA VERDADERA CRISIS ENERGÉTICA

… El cenit de la producción de petróleo

Por: Nelson Hernandez

Los seres humanos tenemos basado nuestro movimiento en el petróleo. El 50 % de su producción está dirigida a la obtención de la gasolina para satisfacer los requerimientos de los motores de combustión interna que nos permiten desplazarnos, en menor tiempo, a lugares que motivado a nuestra limitada capacidad física, no nos seria factible alcanzarlos.

El petróleo al igual que el carbón y el gas natural conforman las fuentes de energías primarias que mas utiliza la humanidad, donde el petróleo, hoy en día, ocupa el primer lugar. La energía obtenida al quemar estos combustibles fósiles, dió a la humanidad la oportunidad de explotar otros recursos naturales, lo que originó la explosión demográfica del siglo pasado y a un uso excesivo e irracional de estos combustibles, trayendo como consecuencia la actual crisis climática.

Por otra parte, se afirma que la humanidad ha consumido en los últimos 100 años, cerca de la mitad del petróleo que existe en la tierra. Así mismo, numerosos estudios advierten que una vez llegado a ese nivel de consumo, el ritmo de extracción comienza a decaer. Esto significa que estamos ante la presencia del descenso de la disponibilidad del recurso primordial para el sostenimiento del sistema económico y de la forma de vida de la sociedad.

Esta relación disponibilidad – extracción fue desarrollada por el científico estadounidense M. King Hubbert a mediados de los años 50 del siglo XX, demostrando que la evolución que experimenta la explotación de cualquier pozo de petróleo, sigue una curva en forma de campana. El punto máximo de esta curva es lo que se conoce como el cenit de la producción de petróleo.

Esto significa que si bien al iniciarse la explotación, la producción de petróleo aumenta rápidamente de forma que se puede extraer cada vez mayor cantidad con muy poco esfuerzo, a medida que va pasando el tiempo el aumento de la producción va perdiendo fuerza, alcanzándose un máximo a partir del cual la producción comienza su declive hasta el agotamiento del pozo.

Hubbert extrapoló esta tesis a los yacimientos de petróleo y gas. El estudio realizado a nivel mundial establece que el cenit se alcanza a principios del siglo XXI y demostró también que si las reservas mundiales superasen en vez y media a las que él consideraba más probables, el cenit mundial se retrasaría sólo ocho años.

La fecha exacta en la cual ocurre el pico no es lo importante. Lo importante es que ocurrirá… o quizás ya ocurrió.

Por otra parte, no se conocen con exactitud las reservas probadas de petróleo y gas de los países OPEP. Debemos recordar que en el periodo 1984 - 1988 éstas se aumentaron, y en algunos casos hasta en 50 %. Esta situación pone mas critica la crisis energética. En lo atinente al gas natural, una vez alcanzado el pico, que debe ocurrir casi de inmediato al del petróleo, la declinación de la producción es mucho mas acelerada.

Todo esto nos lleva a preguntarnos:

¿Son los precios actuales del petróleo consecuencia del cenit de la producción?

¿La búsqueda de fuentes alternas de energía es la respuesta a la crisis energética y no a una crisis ambiental?

¿Podrá la humanidad superar sin trauma ambas crisis?

Independientemente de lo que suceda, lo que si debe quedar claro es que: estamos en el inicio del fin de la era del petróleo y del gas.

Mientras tanto y ante la inevitable e inminente reducción de la oferta de petróleo que cabe esperar en los próximos años, la medida aparentemente más lógica, sencilla e inmediata que se puede adoptar, a nivel colectivo e individual, es tratar de reducir el consumo energético, para ir adaptándolo a la realidad geológica marcada por la curva de Hubbert.

Un uso eficiente y racional de la energía nos proporciona una mejor calidad de vida y perpetuidad de la humanidad en el planeta.

A continuación un conjunto de videos sobre el tema. La pantalla mostrada corresponde al primer video.

Video 1 Video 2 Video 3

Video 4 Video 5








0 comentarios: