Navegacion

miércoles, julio 23, 2008

LOS COMBUSTIBLES FOSILES

… La base del desarrollo de la humanidad

Por: Nelson Hernandez

Los combustibles fósiles han tenido una marcada presencia en el desarrollo de la humanidad desde la segunda mitad del siglo XVIII, dando inicio a la denominada “Revolución Industrial”, soportada por el carbón.

En el inicio de la segunda mitad del siglo XIX (1859), ocurre un evento básico, que cambia el esquema energético de la fecha, como fue la perforación del primer pozo de petróleo por Edwin Drake, lo que permitió disponer de este combustible en cantidades suficientes para iniciar el desarrollo de la industria petrolera, teniendo como origen la Standard Oil Company fundada en 1870.

En el año 1908, ocurre el fenómeno tecnológico que marca el inicio de la era de la modernidad como fue la introducción al mercado del carro Ford T. Este evento cambio el paradigma de la “lejanía de los pueblos y ciudades”. El Ford T, al igual que los carros actuales, con ciertas modificaciones, están basados en el motor de combustión interna, y cuyo combustible principal es la gasolina.

A partir de los años 60 del siglo XX, otro combustible fósil comienza a tener presencia en la matriz energética mundial: El gas natural. Su uso esta dirigido a la generación de electricidad y como combustible en los procesos industriales y como fuente energética en hogares y comercios, y en menor cantidad en el sector transporte. Como materia prima es la principal en la industria petroquímica. Hoy en día, se intensifica más su uso por ser el combustible fósil más amigable al ambiente.

Como podemos ver la humanidad ha basado su desarrollo en los últimos 250 años en los combustibles fósiles, iniciándose con el carbón, luego el petróleo y últimamente el gas natural. El mayor auge de desarrollo se inicia en la segunda mitad del siglo XX (posterior a la II Guerra Mundial) teniendo como impulsor principal a la gasolina. En el año 2005 se consumieron 33.5 millones de barriles diarios de petróleo dirigidos al sector transporte. Este volumen equivale al 47 % del volumen total de petróleo consumido y al 18 % de la energía total consumida.

Lo que ha originado todo esto es la forma de “empaquetamiento” que la naturaleza le dio al petróleo. Es decir, la potencialidad de energía por unidad de volumen, lo cual le da ventajas sobre los otros fósiles por su fácil forma de manejo, transporte y almacenamiento.

Sin embargo, no todo es positivo. El uso intensivo de las energías fósiles, en los últimos 60 años, ha creado la problemática ambiental del Cambio Climático y su consecuente efecto invernadero. De allí la imperiosa necesidad de la humanidad para cambiar su esquema energético sin perder la “calidad de vida” hasta ahora alcanzada.

Estamos ante el inicio del fin de la era de los combustibles fósiles. Será un proceso interesante desde el punto de vista tecnológico, económico y social. De no ser así, no podrá garantizarse la continuidad de la vida en la tierra.

Aportemos nuestro “grano de arena” para vencer el reto que hoy tenemos como seres vivos: MITIGAR EL CAMBIO CLIMATICO


0 comentarios: