Navegacion

sábado, abril 19, 2008

UNA FUENTE ENERGETICA ALTERNA

La Eficiencia Energética

Por: Ing. Nelson Hernández

En los años 70 del siglo XX, se inicio una cruzada en el campo energético y tecnológico para la búsqueda de energías alternas a las utilizadas por la humanidad para esa fecha. Dicha cruzada se intensifica cada día, y es perentorio el cambio, a nivel global, de la actual matriz energética motivado al clamor internacional de contrarrestar la agresión al ambiente, magnificado por el efecto invernadero lo que ha originado el “Calentamiento Global de la Tierra

Tal búsqueda ha concretado tecnologías para las fuentes como la eólica, la solar, la biomasa – dentro de esta los biocombustibles - y el uso del hidrogeno como medio de transportar energía. Sin embargo, su proliferación o uso masivo no ha sido tal debido a que sus costos no eran competitivos con los de los combustibles fósiles. Esta situación cambio al alcanzar el petróleo precios superiores a 40 US$ por barril, valor o punto de inflexión para que las energías alternas puedan ser accesibles.

Sin embargo, mientras se masifican las existentes energías amigables al ambiente y se “descubren” otras, a mi juicio, la humanidad tiene en sus manos la más económica y abundante energía no agresiva con el ambiente, y la misma depende de un cambio en sus hábitos de uso y es la “Eficiencia Energética”.

Recordemos que la eficiencia energética esta directamente ligada al uso racional de la energía. Tal racionalidad abarca todas las actividades del ser humano, ya bien su desempeño sea a nivel industrial o comercial, en organismos públicos o privados, o a nivel individual o colectivo.

Cuando se aplican programas de eficiencia energética o cuando se incorporan hábitos de actuación en nuestros diarios quehaceres, se obtiene una reducción promedio del consumo de energía que esta entre un 15 a un 30 %.

La grafica muestra la distribución del consumo de energía para el año 2005 que totalizo 190 millones de barriles diarios de petróleo equivalente (MMBDPE).

Siendo conservador escojamos un ahorro de energía del 15 %. Esto representa una disminución de 28.5 MMBDPE, valor muy cercano a la actual producción de la OPEP.

Por otra parte, este ahorro de energía correspondería a una reducción de emisión de dióxido de carbono (CO2) – gas de efecto invernadero - de 10.8 millones de toneladas métricas anuales, equivalentes al 49 % del volumen emitido en el 2005.

Lo importante es que cada uno de nosotros debemos ahorrar energía, sin menoscabo de afectar nuestra calidad de vida, para contribuir con una mayor eficiencia energética y poder así garantizar la continuidad de la vida en el planeta tierra.


0 comentarios: