Navegacion

miércoles, febrero 20, 2008

SUSTENTABILIDAD

… Una utopía social?

Por: Nelson Hernandez

El diccionario de la RAE no tiene incorporada la palabra “sustentabilidad”. Sin embargo, el verbo raíz de la misma seria “sustentar”, y cuyo significado se establece como: 1. Conservar algo en su ser o estado 2. Sostener algo para que no se caiga.

Tal significado recoge la idea que quiere reflejar la palabra “sustentabilidad” al ser empleada para dar a entender la necesidad de agredir lo menos posible a la naturaleza como un todo.

A partir de los años 60 del siglo XX comienza una preocupación por la relación entre el uso de los recursos naturales y la calidad de vida de los seres humanos, lo cual obliga a la sociedad global, en 1992, en la Declaracion de Rio a establecer un marco referencial básico para garantizar la perdurabilidad de la calidad de vida el término “Desarrollo Sustentable”, y se define como:

"Aquel desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades".

Ahora bien, la sustentabilidad en cualquier actividad del ser humano es cuesta arriba, ya que para alcanzarla debe estar en perfecto equilibrio - difícil de conseguir- tres factores claves: la Ecología, la Energía y la Economía Social... por empezar las tres palabras por la letra E, llamo a esto: E: El Acoso del Hombre.

Quizás para minimizar presiones sociales o como moda, a todo se le pone la etiqueta “sustentable”: energía sustentable, producción sustentable, turismo sustentable, etc. En otras palabras, son contadas las acciones que contemplan un verdadero equilibrio para el desarrollo.

Lo irónico de esto es que a 16 años de la Declaración de Río, cada día se hace mas complejo tal sustentabilidad, ya bien sea para países desarrollados o en vías de desarrollo. Unos por mantener su status de calidad de vida y otros por superar la que tienen, lo cual conduce a una agresión profunda e intensa al ambiente con el consecuente peligro, a futuro, de la eliminación de toda vida en el planeta tierra.

Lo anterior nos obliga como sociedad a no bajar la guardia. La sustentabilidad del desarrollo es como las utópicas:

la felicidad o la excelencia … nunca se alcanzan pero siempre estamos en constante búsqueda.

Finalmente, la sustentabilidad no se decreta. Es cuestión de conciencia individual, de nuestra actuación ante la naturaleza, de tal manera que una contribución aunque pequeña pueda aglutinarse en la cruzada global de “Salvemos al Planeta”.


2 comentarios:

Anahí M. LLanes. dijo...

Nelson:
Tu post es muy interesante, te felicito. Mezclaste teoría con realidad y eso le da un toque muy informativo.
Coincido con lo que dices, sobre todo, en el último párrafo:
"Es cuestión de conciencia individual, de nuestra actuación ante la naturaleza"

Por más leyes, órdenes, protocolos, tratados mundiales, etc. que hayan, si no hay consciencia.... no sirve

Sin embargo, yo no bajo los brazos, ya que considero que utopía no es sinónimo de imposible...

Saludos.

Anahí M. Llanes.

aguedita. arquitecturaintegral dijo...

Nelson: te agradezco la invitación a tu blog, necesaria iniciativa para los tiempos actuales que aún estamos a tiempo y para el futuro cercano. Tenemos que poner nuestro grano de arena desde la tribuna que estemos. Les voy a envíar el linck a mis alumnos. Estamos en contacto, me interesa la actualización semanal, saludos!