Navegacion

viernes, septiembre 28, 2007

METROPOLITANIZACION

… Un problema a resolver

Por: Nelson Hernandez

La calidad de vida de los ciudadanos depende de factores sociales y económicos y también de las condiciones ambientales y físico-espaciales. El trazado de las ciudades y su estética, las pautas en el uso de la tierra, la densidad de la población y de la edificación, la existencia de los equipamientos básicos y un acceso fácil a los servicios públicos y al resto de actividades propias de los sistemas urbanos tienen una importancia capital para la habitabilidad de los asentamientos urbanos.

La ciudad es, en definitiva, una forma particular del asentamiento poblacional que una determinada sociedad realiza en la ocupación de su territorio, respondiendo a objetivos básicos de explotación de los recursos necesarios para su propia subsistencia.

Este hecho reconocido en la historia y la geografía urbanas, implica una estrategia de ocupación la cual genera el denominado proceso de urbanización, término que designa tanto la transformación del medio natural o de uso rural en un nuevo producto, el medio construido -que conforma en el tiempo lo que llamamos ciudad-, como una organización territorial compuesta por numerosos centros urbanos distribuidos de una manera particular en el espacio, con una función específica respecto de la explotación del medio y un sistema de interconexiones que asegura su funcionamiento de conjunto.

El cambio cualitativo que supone la "cultura urbana" en la relación con los recursos naturales y el entorno conllevan unos estilos de vida - dirigidos por una dinámica del mercado que es incapaz de reconocer la profundidad de los efectos colaterales- habituados a traducirse en nuevos consumos de suelo urbano y en el incremento constante de recursos energéticos no renovables hasta unos niveles que no son tolerables por el ecosistema a largo plazo. Así, el incremento exponencial de los problemas medio ambientales generados por las actividades urbanas, presentan unas tasas de crecimiento muy superiores a la de las poblaciones que las generan.

Definitivamente la principal causa de la crisis ambiental, tanto a nivel local como a nivel global ha sido el paso de una sociedad de producción a una sociedad de consumo, materializándose este proceso en el modelo expansivo de desarrollo urbano que se ha denominado como "metropolitanización".

Este fenómeno hace que las metrópolis, dada su condición de "islas de calor y contaminación" contribuyan crecientemente a la crisis ambiental a nivel planetario, ya que por su carácter a la vez extensivo y concentrado, a la vez colonizador y congestivo, tanto en actividades como en población, contribuyen a fenómenos como el despilfarro energético y el cambio climático (efecto invernadero, agotamiento de recursos energéticos, lluvias ácidas, disminución de la capa de ozono, etc.). Es más, a la de por sí desmesurada detracción de recursos naturales (consumo de suelo, energía, agua y materias primas) se añaden los graves efectos derivados del retorno no resuelto de éstos a la naturaleza, en forma de desechos y contaminación.

El informe sobre El estado del mundo 2007 del World Watch Institute alerta sobre el peligro del crecimiento de las ciudades en el mundo, ya que las urbes son los principales focos de emisiones de gases de efecto invernadero. En la actualidad, hay 3.200 millones de personas viviendo en las ciudades del planeta y las previsiones para el 2008 indican que, por primera vez, más de la mitad de la población mundial vivirá en ciudades.

Algo que da que pensar ya que las urbes ocupan sólo el 0,4% del territorio del planeta, consumen el 75% de la energía mundial y son consideradas esenciales para reducir las emisiones de CO2. Un aspecto a tener en cuenta en la lucha contra el cambio climático, ya que las ciudades son responsables de la mayor parte de emisiones, mediante la actividad industrial, el consumo energético desmedido o el transporte.

Las ciudades, además, pueden verse afectadas por una de las peores consecuencias del cambio climático, como es el aumento del nivel del mar. El informe del World Watch Institute señala que en el 2015 habrá 33 ciudades en el mundo con más de ocho millones de habitantes, y 21 de ellas están en la costa o cerca de ella. Tokio, México DF, Nueva York, Sao Paulo, Bombay, Nueva Delhi, Calcuta, Yakarta y Buenos Aires serán las ciudades más vulnerables a tempestades y terremotos.

La tabla muestra las 10 ciudades mas grandes desde el punto de vista poblacional para el año 2015. Los números corresponden a la población expresada en millones.







Metrópolis es la organización que reúne a más de 90 ciudades a nivel mundial



1 comentarios:

martinjaramillo dijo...

Ya existen modernos, novedosos e inteligentes sistemas de transporte público masivo limpio, para solucionar los problemas de congestión y contaminación en las grandes ciudades, y son más económicos y eficientes que los sistemas convencionales.
Las medidas restrictivas como el "pico y placa" son incapacidad administrativa.
A nivel del piso no es posible solucionar los problemas de la congestión vehícular.
Consultar: http://www.sistracsa.com/presentacion.doc
E- mail: martinjaramilloperez@gmail.com
tranxrail@gmail.com