Navegacion

jueves, septiembre 28, 2006

EL ADN Organizacional

La tendencia…
Es común
dentro del conocimiento científico el tomar prestado “términos” y adaptarlos a explicaciones o situaciones de otras áreas del saber humano. El ADN para el mundo biológico representa la estructura molecular de los seres vivos y es el responsable de las características de estos. Después de 15 años de investigación se concluyo el mayor descubrimiento de la humanidad: El GENOMA HUMANO”, siendo este el mapa o plano que describe las múltiples relaciones que a nivel molécular conforman a un ser vivo.

Hace dos años, Gary Neilson, Bruce Pasternack, y Karen Van Nuys, lanzan la teoría del ADN Organizacional. Las empresas no son entidades monolíticas, son colecciones de individuos que actúan por interés personal. La ejecución de alta calidad ocurre sólo cuando las acciones de los individuos que trabajan en ella son armoniosas entre sí. El desempeño es la suma total de las miles de acciones y decisiones que toman a diario miles de personas en todos los niveles de las empresas.

Como son las conductas individuales las que determinan el éxito de una organización a lo largo del tiempo, el primer paso para resolver disfunciones es comprender cómo influyen las características de una organización en la conducta de cada individuo y como afectan su desempeño. La metáfora del ADN sirve para hacer el intento de codificar las características idiosincráticas de una compañía.

Así como en biología la molécula de ADN se mantiene unida por los lazos que unen los pares de sus cuatro elementos bases, cuya secuencia explica las instrucciones exacta requeridas para crear un organismo único, aquí se describe el ADN de una organización viva como la unidad que tiene cuatro bases que, combinadas en infinidad de maneras, define los rasgos únicos de una empresa u organización.

Estructura
¿Cómo es la estructura jerárquica de la organización?
¿Cómo es la conexión entre las distintas unidades?
¿Cuántas capas tiene la jerarquía y cuantos subalternos tiene cada capa?

Derechos de decisión
¿Quién decide qué?
¿Cuánta gente participa en el proceso de decisión?
¿Dónde termina y dónde empieza la autoridad personal en la toma de decisiones?

Motivadores
¿Qué objetivos, incentivos y alternativas tiene la gente?
¿Cómo se premia a la gente - financiera y no financieramente - por lo que logra?
¿Qué los motiva para comprometerse como sea, implícita o explícitamente?

Información
¿Cómo se mide el desempeño?
¿Cómo se coordinan las actividades y cómo se transfiere el conocimiento?
¿Cómo son comunicadas las expectativas y el progreso?
¿Quién conoce qué? ¿Quién necesita conocer qué?
¿Cómo es transferida la información de quien la tiene a quien la necesita?

Las cuatro bases del ADN organizacional están entrelazadas. Cada estructura exige cambiar la toma de decisiones. Para tomar decisiones acertadas los empleados necesitan nuevos incentivos e información.

Para cambiar en forma total ese ADN hay que entretejer inteligencia, capacidades de decisión y un foco colectivo en objetivos comunes muy profundamente en la trama de la organización de manera que cada persona y unidad trabaje bien, y trabaje junta.

Una cosa es lograr inteligencia bien coordinada entre los altos ejecutivos, y otra muy diferente es lograrlo en todos los niveles de la organización.

La prueba de ADN puede ser tan valiosa para la salud de la empresa como ha demostrado serlo para la salud humana. Un análisis del "material genético" de una compañía puede aislar las causas subyacentes y las posibles soluciones para la disfunción organizacional y hasta evitar problemas antes de que se manifiesten.

Con un sistema básico que examine todos los aspectos de la arquitectura de la compañía, recursos y relaciones es mucho más fácil ver dentro y profundamente en la organización, qué está trabajando y qué no, para entender cómo se tomó ese camino y determinar cómo se puede intervenir para cambiarla.

Por ultimo, las compañías sanas son difíciles de confundir. Sus gerentes y directivos tienen acceso a información oportuna, poseen la autoridad para tomar decisiones, y los incentivos para actuar a favor y en nombre de la organización.










2 comentarios:

Agustin dijo...

Me parece que su artículo saca a relucir una condición esencial de las organizaciones, que casi siempre se pasa por alto, y es que éstas se comportan como organismos vivos. Desde mi punto de vista, cualquier enfoque orgánico brinda muchas luces para comprender como funcionan las organizaciones. En mi sitio web www.cauac.com se encuentran, en la sección Recursos, algunos artículos que tocan temas relacionados.

Cordialmente,

Agustín Jiménez
agusjs2002@yahoo.com
www.cauac.com

Nelson Hernández dijo...

Agustin... Gracias por sus comentarios.
Es muy cierto. Generalmente se escapa el aspecto de las organizaciones como seres vivos y que a su vez estan integradas por seres humanos.

Creo que en la medida que este enfoque se institucionalize en esa medida las organizaciones dejaran de ser entes sin personalidad y esteriles desde el punto de vista del entorno social a la cual pertenecen.

Gracias por invitarme a visitar su pagina WEB.

Saludos... y en contacto en el ciber espacio.