Navegacion

lunes, julio 18, 2011

Petróleo de esquistos (Oil Shale), petróleo no convencional

Nelson Hernandez

Luce interesante que por un lado Arabia Saudita anuncia que ve “cuesta arriba” cumplir, con petróleo de buena calidad (ver AQUÍ), el aumento de la producción anunciada para equilibrar el precio del petróleo, y que por el otro lado, el G8 decide liberar 60 millones de barriles de petróleo de sus reservas estratégicas. Adicionalmente, Estados Unidos anuncia intensificar la explotación de sus reservas de petróleo de esquistos (oil shale) o petróleo no convencional en los próximos 10 años. Es de señalar que ya Estados Unidos ha iniciado una cruzada similar con el gas de esquistos (Ver AQUI1, AQUI2).


A nivel mundial, para el año 2007, existían reservas de petróleo de esquistos por el orden de 2826 millardos de barriles, de los cuales el 74 % se encuentran ubicados en los Estados Unidos. Otro aspecto a resaltar es que dichas reservas son 2 veces mayores que las reservas de petróleo convencional reportadas para el 2010, que totalizaron 1383 millardos de barriles. Otro aspecto a señalar es que en este volumen de “oil shale” no están contabilizadas las reservas de las Arenas de Athabasca (Canadá) y las de la Faja Petrolífera del Orinoco (Venezuela). (Ver AQUÍ).

Por lo que arrojan las cifras, el mundo tiene cuantiosos recursos en materia de hidrocarburos al agregarle a estos los concernientes a los no convencionales. Sin embargo, la disponibilidad de ambos (convencionales y no convencionales) dependerá del precio que tengan en el mercado, y debe ser alto para garantizar su viabilidad económica. Por otra parte, la utilización de los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), además del precio, esta supeditada a la restricción por aspectos ambientales. (Cambio Climático, efecto invernadero)

Las economías actuales indican que con precio del petróleo de 60 dólares el barril, el petróleo de esquistos tiene una rentabilidad del 18 %., después de impuestos. Esta factibilidad tiene su fortaleza en los adelantos tecnológicos, los cuales han aumentado la recuperación de petróleo por tonelada de esquistos. Mediante la utilización del método “Ensayo de Fischer” se pueden obtener al menos 40 litros (0.25 barriles) de petróleo de esquisto por tonelada métrica de esquistos (pizarra). (Ver AQUÍ). Esta técnica tiene limitantes, ya que se requiere calentar el yacimiento durante 18 a 24 meses antes de iniciar la producción comercial.

Según la EIA la fecha más temprana para iniciar la construcción de un proyecto comercial es el 2017. Por lo tanto, la planificación, permisos, y la construcción de una instalación in situ se requerirían unos 5 años, así que el año 2023, probablemente, es la primera fecha inicial para la primera producción comercial de petróleo de esquistos. Sin embargo, el éxito de la fracturación hidráulica en la producción de gas esquistos, obliga a analizar variantes de esta tecnología en los esquistos de petróleo.

Lo otro importante del petróleo de esquistos, es que países, hoy, importadores de petróleo pueden llegar a ser autosuficientes, y aun mas, otros convertirse en exportadores. Un aumento sostenido, por un tiempo prolongado, del precio del petróleo, implica la entrada del petróleo de esquistos para influir en los precios, tal como lo hizo el Mar del Norte en los años 80.

Motivados por el éxito de Estados Unidos en la producción de petróleo de esquistos, que pasara de 275 MBD en el 2010 a 510 MBD en el 2012, diferentes países ven en este tipo de petróleo no convencional una salida para satisfacer sus necesidades energéticas. Igualmente los países productores de petróleo convencional, especialmente OPEP, ven un fuerte competidor en los próximos 5 años. 

Lo que si es cierto es que los hidrocarburos provenientes de esquistos llegaron para quedarse…y modificaran el esquema energético mundial vigente.

0 comentarios: