Navegacion

lunes, marzo 29, 2010

NECESIDAD DE UNA REVOLUCION VERDE


… Para un mundo caliente, plano y superpoblado


Por: Nelson Hernandez


El escritor y columnista Thomas Friedman, como continuación de su libro “El mundo es Plano”, nos entrega ahora el libro titulado “Para un mundo caliente, plano y superpoblado, necesitamos una revolución verde”, en el cual plantea la necesidad de buscar opciones energéticas amigables al ambiente de tal manera de minimizar el cambio climático…que de no hacerse pone en riesgo la presencia de la especie humana en el planeta tierra.

A este tiempo de transición Friedman la denomina “La Era del Clima y la Energía”. Su razonamiento esta circunscrito en que en un mundo superpoblado y con necesidades energéticas cada vez mayores, teniendo como fuentes principales al carbón, petróleo y gas, el clima se modifica a una velocidad tal que las acciones naturales aplicadas por el planeta no son capaces de revertirlo, de allí el efecto invernadero y su consecuente cambio climático. Friedman plantea que en un mundo caliente, plano y superpoblado, los combustibles fósiles -y especialmente el petróleo- van a ser caros y a agotarse. Por consiguiente, habría que centrarse en la próxima gran industria mundial: la tecnología de energías limpias.

El concepto de revolución verde que Friedman desarrolla tiene su basamento en los cinco problemas claves y relacionados entre sí: oferta y demanda de energía y recursos, dictaduras del petróleo, cambio climático, pérdida de biodiversidad y pobreza energética.

1. Oferta y demanda de energía y recursos: Con la superpoblacion (9000 millones en el año 2050) todos los recursos acortan su existencia o son insuficientes para satisfacer la demanda. Países como China e India se incorporan a la carrera de una mejor calidad de vida de sus habitantes. Esto requiere más energía, más alimentos, más salud, etc. A esto hay que sumarle las necesidades de otros países en vías de desarrollo. En otras palabras, 2/3 de la población mundial busca el modelo de vida de 1/3 que vive en los países desarrollados. Esta tendencia no es posible si no se cambia. La tierra no aguanta la superpoblacion de la especie humana.

2. Petrodictaduras: La ley de la petropolitica establece que “el precio del crudo y el ritmo de la libertad siempre se mueven en direcciones opuestas en Estados petroleros ricos en crudo”. El G-8 tiene como estrategia independizarse del suministro de petróleo de países que de una forma u otra no le son “amigables”. Esta estrategia lleva consigo un cambio en las energías futuras a utilizar.

3. Cambio Climático: Este problema tiene una estrecha relación con la emisión de gases de efecto invernadero provenientes de la quema de combustibles fósiles. Una forma de minimizarlo es cambiar el orden energético actual por uno que contenga energías no agotables, ambientalmente limpias, de disponibilidad continua, de uso directo, de bajo costo y de materialización en los próximos 30 años.

4. Perdida de Biodiversidad: La agresión realizada por el hombre a su hábitat, de una manera directa (tala, quema, deforestación, etc.) o indirecta (uso indiscriminado de combustibles fósiles), comprometen su permanencia en la tierra. Este escenario conlleva a una reflexión profunda de lo que significa ser humano. De allí la gran paradoja: “Proteger el ambiente del hombre o proteger al hombre del ambiente”

5. Pobreza energética: De acuerdo a las Naciones Unidas, cerca de un tercio de la población del mundo vive en la pobreza energética. La pobreza energética es la falta de acceso a sistemas limpios y eficientes que proporcionan energía. Se les considera pobres en energía a aquellas personas que utilizan la fuerza humana o animal para producirla y a quienes queman estiércol y leña para calentarse y cocinar. El uso de combustibles sólidos origina lo que se llama la contaminación en el interior de la casa, causante de enfermedades respiratorias. Según la Organización Mundial de la Salud, esta contaminación causa más muertes cada año que la malaria o tuberculosis. Esta situación hay que cambiarla. Pero en lugar de ir a utilizar combustibles fósiles, debemos de utilizar energía amigables al ambiente como la solar y eólica para lo cual hay que redimensionar sus economías de tal manera que sean mas competitivas que las fósiles.

Friedman establece que La Revolución Verde es cómo producir electrones abundantes, baratos, limpios y fiables, que son la respuesta a los grandes problemas que afrontamos hoy en el planeta. La búsqueda y el descubrimiento de una fuente de electrones de ese tipo será la próxima gran industria mundial.

El país que organice una revolución de este tipo para encabezarla será un Estado donde su nivel de vida, su respeto en el mundo, su aire, su capacidad de innovación y su seguridad nacional mejorarán. De eso habla el libro de Friedman.

domingo, marzo 28, 2010

IMPORTANCIA DE LA ENERGIA (La Huella Energética)


Por: Nelson Hernandez


Independientemente de los problemas geopolíticos, económicos y ambientales que genera la energía a nivel mundial, vale la pena reflexionar sobre la importancia de esta en todos los aspectos de nuestras vidas.


Fundamentalmente, las perspectivas energéticas trata de personas - miles de millones de personas y sus familias que usan la energía para mejorar su vida cotidiana. En el ámbito nacional e internacional, es el elemento vital de las economías modernas. Para los países desarrollados, la energía es clave para darle sentido a las tecnologías y servicios que enriquecen y amplían la vida. Avanzados medios de comunicación, mejoras en el transporte, la ampliación de las tecnologías de información, equipos de vanguardia y procedimientos médicos, entre otros.


Para las naciones en desarrollo, la garantía de un suministro fiable y asequible para satisfacer sus necesidades energéticas, promueve los cambios sociales dentro de un desarrollo sustentable para una mejor calidad de vida. La fiabilidad conlleva a una mayor diversificación industrial, una agricultura mas tecnificada, un aumento del comercio y un mejor sistema de transporte. Estos son los cimientos de un crecimiento económico que crear los empleos que ayudaran a las personas escapar de la pobreza y crearse un futuro mejor.


Los beneficios de la energía van más allá de lo que podemos ver en nuestro día a día. La energía que usamos diariamente – en nuestros hogares y en conducir sus coches - es lo que podemos clasificar como el consumo personal o directo, y esto incluye el combustible utilizado para producir electricidad para el hogar.


Para completar el cuadro, también debemos contabilizar la energía que la empresa privada, los servicios públicos y organizaciones publicas y privadas consumen para la sociedad como un todo funcione. Esto incluye el consumo indirecto de la energía utilizada en los edificios (escuelas, hospitales, tiendas al por menor), el transporte comercial (transporte por carretera, aéreo y ferroviario) y la industria (fabricación, productos químicos, acero, etc.). Cada miembro de la sociedad se beneficia de este uso indirecto de la energía, a través de oportunidades de empleo, mejores niveles de vida y del crecimiento económico global.


De manera global y per cápita, el consumo indirecto de energía es aproximadamente dos tercios del total. En otras palabras, cuando se contabiliza el consumo de energía directa e indirecta, cada uno de nosotros tiene un promedio de huella energética "que es aproximadamente el doble del tamaño de lo que normalmente podría considerar nuestro consumo de energía personal.


En 2005, la persona promedio en América del Norte tenía una huella energética de 740 mil BTU por día. Este resultado esta acorde con lo que hemos mencionado en cuanto al uso intensivo de le energía en países de alta calidad de vida.

Por otra parte, independiente de la cantidad de energía que se consume en cada región, existe un patrón, exceptuando África y Latinoamérica, que se repite y es la participación del consumo en el hogar con un 23 por ciento. Esto tampoco es descabellado ya que muestra la tendencia de estandarizar el patrón de consumo en hogares. Si bien el nivel absoluto de utilización de la energía es diferente, el de uso indirecto es el mayor en cada región.


Al examinar diferentes maneras de resolver nuestros problemas de energía, debemos considerar no sólo la energía que utilizamos en nuestra vida diaria, sino también la tremenda cantidad de energía que se utiliza para hacer nuestra vida moderna posible.


Una ciudad de 1 millón de habitantes en los países desarrollados necesita:

  • 6 millones de BTU cada segundo (cerca de 1 barril de petróleo equivalente)
  • Consume 24 barriles de petróleo cada minuto
  • Utiliza 150 toneladas de carbón cada hora
  • Requiere dos plantas eléctricas de 1000 MW cada una
  • Se mueven 500 mil vehículos que consumen 12 mil barriles diarios de gasolina


Como vemos el mundo moderno es un mundo energético, y para minimizar el impacto que la energía tiene en el ambiente no nos queda mas que hacer un uso racional y eficiente de ella.

viernes, marzo 19, 2010

TECNOLOGIA EN LA ENERGIA EOLICA

Por: Nelson Hernandez

Desde la década de 1980, cuando fueron instalados los primeros aerogeneradores comerciales, su capacidad instalada, la eficiencia y el diseño visual han mejorado enormemente. Muchas vías se han explorado para obtener el diseño ideal, sobre todo durante la última década. La gran mayoría de las turbinas comerciales operan ahora con un eje horizontal, al cual están adosadas tres aspas o palas que giran al mismo tiempo. Estas mueven un rotor que esta engranado a un generador eléctrico.

Las turbinas eólicas pueden operar en una amplia gama de velocidades del viento - a partir de 3 metros por segundo hasta unos 25 m/s, lo que se traduce en 90 Km/ h (56 mph). La mayoría de los modelos actuales hacen el mejor uso de las constantes variaciones del viento, cambiando el ángulo de las palas. Así mismo, el rotor también cambia de posición permitiendo optimar la capacidad de generación de electricidad.

La tecnología de la energía eólica moderna permite operar eficazmente en una amplia gama de sitios - con velocidades de viento bajas y altas - en el desierto o en climas árticos. Las agrupaciones o granjas eólicas son aceptadas desde el punto de vista ecológico y por las personas que viven cerca de estas. Los parámetros por la que se rigen los diseños modernos son:

· Fiabilidad

· Compatibilidad con la red eléctrica principal

· Reducción del ruido

· Máxima eficiencia y rendimiento aerodinámico

· Alto rendimiento con baja velocidad del viento

· Máxima utilización costa afuera

Las turbinas de viento también han crecido: son más grande y más altas. Los generadores de las turbinas modernas son 100 veces más grandes que las de 1980. Durante el mismo período, los diámetros de rotor han aumentado ocho veces. La capacidad media de las turbinas instaladas en todo el mundo durante 2007 fue de 1.492 kW (1.5 MW), mientras que la turbina más grande actualmente en funcionamiento es el Enercon E126, con un diámetro de rotor de 126 metros y una capacidad de potencia de 6 MW. La E126, puede suplir la energía eléctrica necesaria de 5000 hogares promedio


El principal mercado para este tipo de motor ha sido las granjas eólicos instaladas en el mar. El principal reto para estas turbinas ha sido la construcción de la base en el lecho marino y la red de recolección de la electricidad producida.


Por otro lado, las turbinas utilizadas en la tierra han tenido poco avance. Actualmente su rango de potencia esta entre 1.5 a 3 MW. Esto ha permitido bajar costos al poderse masificar su producción e instalación.


El desarrollo tecnológico de la turbinas eólicas esta enfocado en el uso de diferentes combinaciones de materiales para la fabricación de aspas de menor peso; mejores engranajes para lograr mayores revoluciones del rotor sin que se produzca vibración, aumentando así la fiabilidad y mejores sistemas de control para incrementar la compatibilidad con la red eléctrica principal.

Ver videos AQUI





Un Nuevo Desarrollo Rural

Por Alejandro Suárez

El desarrollo tiene que ver con el mejoramiento de las capacidades y oportunidades de la gente. En este sentido es un concepto que comprende elementos cuantitativos y cualitativos, dirigidos al ser humano y que por lo tanto trasciende un ámbito o espacio determinado.

El desarrollo es un proceso de y para la gente y la sociedad; es un proceso de construcción colectiva que, sosteniblemente, se nutre del conocimiento, la comunicación, la organización, la participación, la solidaridad y el compromiso. El desarrollo es considerado como principio y fin, es construcción de capacidades y creación de oportunidades para que el ser humano y la sociedad que conforma junto a sus semejantes. El desarrollo, entonces, tiene que ver con la creación de un capital humano/social emprendedor de procesos socio-productivos, constructores de bienestar y por ello tiene un sentido global.



Sin embargo, para propósitos prácticos y para permitir la operatividad y utilidad del concepto “rural”, se puede y se hace imperativo "calificarlo". Por eso, se habla de un “desarrollo rural” a una experiencia o vivencia que ocurra en zonas rurales y que responda a las características de esos complejos espacios y a sus no menos complejas relaciones con su entorno. En este sentido, también se pueden considerar los siguientes principios básicos:

1. Si se hace referencia a lo que significa la palabra “desarrollo”, indudablemente, se relaciona con lo que corresponde al mejoramiento de la libertad y de las capacidades y oportunidades de la población, como hecho fundamental.



2. Cuando se hace mención del desarrollo en zonas rurales, hay que pensar en el carácter multifuncional y en las características específicas, únicas de cada región, porque determinarán y condicionarán las estrategias del desarrollo.



3. En la ruralidad y su desarrollo se establecen relaciones hacia lo interno; por eso se deben tomar en cuenta las relaciones con otras localidades, con los sistemas urbanos, con otras regiones; en definitiva, con el país como un todo y con las relaciones internacionales que le dan sentido a ese complejo sistema.



4. Para cerrar, también se debe precisar la importancia del dinamismo y del sentido holístico del desarrollo rural cuya exigencia de enfoques sistémicos pueden explicarlo con propiedad.


Una variable importante para alcanzar ese desarrollo viene dado por el acceso a la energía, por tal motivo el autor coloca a su disposición una herramienta de fácil uso que permita identificar las fuentes energéticas de mayor potencialidad en las poblaciones rurales. La Matriz de Cálculo y Valoración de Potencialidades Energéticas permite enfocarse sólo en aquellas fuentes energéticas aplicables en la población en estudio y no en todos los tipos de fuentes energéticas existentes. En resumidas cuentas, sirve de base para que las poblaciones rurales puedan tener una mejor calidad de vida alcanzando así un Nuevo Desarrollo Rural.

sábado, marzo 06, 2010

La Población Rural y La Energía

Por Alejandro Suárez

La energía es la capacidad de un sistema físico para efectuar un trabajo; además, resulta esencial para el desarrollo económico y social para mejorar la calidad de vida de las personas. Sin embargo, uno de los principales problemas que presenta el mundo actualmente se refiere a las políticas de desarrollo energético para las poblaciones rurales; al respecto se puede observar la información suministrada por las estadísticas del Banco Mundial, en el año 2.004 donde se indica que:
  • Alrededor de 1.600 millones de personas no tienen acceso a la electricidad.
  • Alrededor de 1.100 millones de personas no cuentan con agua potable.

Por otra parte, en muchas ocasiones las necesidades energéticas de los grupos familiares en las poblaciones rurales no exceden en el rango de 30 KWh a 50 KWh por mes, por supuesto dependiendo de la cantidad de personas que conforman dichos grupos familiares.

La mayoría de estas condiciones planteadas anteriormente se manifiestan en países pertenecientes al hemisferio sur, donde Venezuela por supuesto no es la excepción. Las mayores necesidades, a nivel de energía, que estas poblaciones manifiestan son:

  • Electrificación
  • Cocción de los alimentos

Aunque las necesidades de estas poblaciones son pequeñas existe un conjunto de barreras que no permiten el acceso energético en la calidad y cantidad requeridas. Entre estas están las: sociales, tecnológicas, económicas, financieras, institucionales y políticas, como por ejemplo:

  • Incapacidad de los hogares de bajos ingresos para cubrir el costo de la energía.
  • La factura energética se incrementa por el aumento de compra de electrodomésticos.
  • Bajos impacto de las zonas rurales en la densidad de la demanda de energía.
  • La ampliación de las redes eléctricas a estas áreas generalmente no es viable sin importantes subsidios.
  • Donde no exista una red, alternativas como los mini-redes o grupos electrógenos, son costosos.
  • La falta de educación y de formación en las tecnologías de energía.
  • Flexible, pequeña escala de financiamiento y / o de crédito no están disponibles.
  • La falta de uniformidad en las zonas rurales impide soluciones fáciles.

En Venezuela, la población rural está representada por un pequeño porcentaje de personas que no han formado parte de las grandes migraciones hacia las ciudades. En la tabla que se presenta a continuación, se puede observar la comparación de los diferentes porcentajes de población rural.

Continuando con las ideas expuestas hasta ahora, hay que notar la existencia de nuevos factores que están cambiando el concepto de lo que, hasta ahora, se ha venido entendiendo como “rural”. En este caso, se deben tomar en cuenta las nuevas regulaciones ambientales y el comercio internacional.

Si se toma en cuenta el caso Venezuela, es posible detectar problemas puntuales que afectan a su población rural en lo que se refiere al aspecto económico, al social y al ecológico. A continuación, se señalan los siguientes:

  • Condiciones precarias de servicios educativos, médico-asistenciales, comunicacionales y de abastecimiento.
  • Predominio de viviendas unifamiliares de materiales vulnerables como adobe, bahareque, paja y ranchos de material reutilizado. En este aspecto, se añade el hecho de que muchas de estas viviendas tienen suelo de tierra y carecen de agua potable y de electricidad.
  • Actividad económica subordinada a la demanda de los grandes centros de consumo.
  • Efectos de contaminación ambiental por el uso excesivo de pesticidas, herbicidas y fertilizantes que afectan las aguas, el suelo y la fauna silvestre.
  • Deforestación por tala y quema como métodos para preparar los terrenos agrícolas. Esto trae como consecuencia la aceleración de procesos de erosión de los suelos y de producción de sedimentos y la disminución de los rendimientos hídricos de las cuencas hidrográficas.
  • Problemas de salud, que refiere a las enfermedades gastrointestinales, virales y parasitarias; todas estas dificultades están relacionadas con la manipulación y el consumo de aguas contaminadas, no tratadas.

Las situaciones presentadas en al apartado anterior, propias de las zonas rurales, son la causa de que 70% de la población rural viva en condiciones de pobreza. Este hecho genera incertidumbre de vida en las personas y propicia el abandono de las actividades agrícolas; por tal motivo, surge la obligada migración de la población rural a otras zonas, en búsqueda de mejores oportunidades.