Navegacion

viernes, marzo 19, 2010

Un Nuevo Desarrollo Rural

Por Alejandro Suárez

El desarrollo tiene que ver con el mejoramiento de las capacidades y oportunidades de la gente. En este sentido es un concepto que comprende elementos cuantitativos y cualitativos, dirigidos al ser humano y que por lo tanto trasciende un ámbito o espacio determinado.

El desarrollo es un proceso de y para la gente y la sociedad; es un proceso de construcción colectiva que, sosteniblemente, se nutre del conocimiento, la comunicación, la organización, la participación, la solidaridad y el compromiso. El desarrollo es considerado como principio y fin, es construcción de capacidades y creación de oportunidades para que el ser humano y la sociedad que conforma junto a sus semejantes. El desarrollo, entonces, tiene que ver con la creación de un capital humano/social emprendedor de procesos socio-productivos, constructores de bienestar y por ello tiene un sentido global.



Sin embargo, para propósitos prácticos y para permitir la operatividad y utilidad del concepto “rural”, se puede y se hace imperativo "calificarlo". Por eso, se habla de un “desarrollo rural” a una experiencia o vivencia que ocurra en zonas rurales y que responda a las características de esos complejos espacios y a sus no menos complejas relaciones con su entorno. En este sentido, también se pueden considerar los siguientes principios básicos:

1. Si se hace referencia a lo que significa la palabra “desarrollo”, indudablemente, se relaciona con lo que corresponde al mejoramiento de la libertad y de las capacidades y oportunidades de la población, como hecho fundamental.



2. Cuando se hace mención del desarrollo en zonas rurales, hay que pensar en el carácter multifuncional y en las características específicas, únicas de cada región, porque determinarán y condicionarán las estrategias del desarrollo.



3. En la ruralidad y su desarrollo se establecen relaciones hacia lo interno; por eso se deben tomar en cuenta las relaciones con otras localidades, con los sistemas urbanos, con otras regiones; en definitiva, con el país como un todo y con las relaciones internacionales que le dan sentido a ese complejo sistema.



4. Para cerrar, también se debe precisar la importancia del dinamismo y del sentido holístico del desarrollo rural cuya exigencia de enfoques sistémicos pueden explicarlo con propiedad.


Una variable importante para alcanzar ese desarrollo viene dado por el acceso a la energía, por tal motivo el autor coloca a su disposición una herramienta de fácil uso que permita identificar las fuentes energéticas de mayor potencialidad en las poblaciones rurales. La Matriz de Cálculo y Valoración de Potencialidades Energéticas permite enfocarse sólo en aquellas fuentes energéticas aplicables en la población en estudio y no en todos los tipos de fuentes energéticas existentes. En resumidas cuentas, sirve de base para que las poblaciones rurales puedan tener una mejor calidad de vida alcanzando así un Nuevo Desarrollo Rural.

0 comentarios: