Navegacion

martes, enero 27, 2009

LA CRISIS DEL CREDITO ECOLOGICO
… Otro reto mundial

Por: Nelson Hernandez


El año 2008 se caracterizo por la presencia de crisis que afectan a toda la humanidad (alimentos, energía, financiera-económica, ambiental). La WWF (World Wildlife Fund) en su publicación bianual de Planeta Vivo 2008 presento el impacto de la crisis del crédito ecológico.

El crédito ecológico esta relacionado con la “Huella Ecológica”, la cual mide la demanda de la humanidad sobre la biosfera en términos del área de tierra y mar biológicamente productiva requerida para proporcionar los recursos que utilizamos y para absorber nuestros desechos. En otras palabras, representa la demanda de la humanidad sobre la naturaleza.

Para entender mejor este concepto se define la Biocapacidad Mundial, la cual viene expresada en las hectáreas globales utilizadas para el soporte de la humanidad (una hectárea global es una hectárea con la capacidad mundial promedio de producir recursos y absorber desechos). La Biocapacidad igual a 1 equivale al número total de hectáreas globales existentes en el planeta, y es el capital ecológico total que no afecta la biodiversidad.

La grafica muestra la evolución de la huella ecológica desde el año 1960, y cuyo valor fue de 0.54 planetas tierra. La huella ecológica de la humanidad excedió la biocapacidad total de la tierra por primera vez en 1987. Este exceso ha ido en aumento desde entonces para situarse en el año 2005 en 1.30 planetas tierra (17500 millones de hectáreas globales). Es decir, 30 % por encima de la biocapacidad total. En otras palabras, el crédito ecológico para la humanidad es negativo.

Para el mismo año, la huella ecológica a nivel individual se sitúa en 2.7 hectáreas globales por personas y la oferta fue de 2.08 hectáreas globales per capita.

El informe de Planeta Vivo 2008, indica que más de tres cuartas partes de la población mundial viven en naciones que son deudores ecológicos, es decir, su consumo nacional ha sobrepasado la biocapacidad de su país. Por lo tanto, la mayoría de nosotros basamos nuestros estilos de vida actuales, y nuestro crecimiento económico, en la extracción (y cada vez más en la extracción excesiva) del capital ecológico de otras partes del mundo.

La Ecodeuda es la huella ecológica en relación a la biocapacidad.

El Ecocredito es la biocapacidad en relación a la huella ecológica.

Los países deudores tienen una Huella Ecológica mayor a su propia biocapacidad y los países con crédito tienen una Huella Ecológica menor a su propia biocapacidad.

Lo importante es que se conocen las acciones para revertir el crecimiento de la huella ecológica. Esta en nuestras manos. De no hacerlas… para comienzos de la década de 2030 necesitaremos 2 planetas para poder satisfacer el nivel de demanda de bienes y servicios de la humanidad, y habremos matado la vida en la tierra.

0 comentarios: